Realidades de las cirugías plásticas: expectativas vs. resultados

Cuando hablamos de mejoras en el cuerpo, todos tenemos una versión de cómo nos gustaría lucir y eso es lo primero que transmitimos al cirujano plástico. 

Un buen diferenciador para detectar un cirujano plástico certificado de uno que no lo es, es que el primero siempre será sincero contigo y te llevará a tener expectativas reales, mientras que el segundo, dirá que sí a todo con tal de quedarse con tu dinero. 

El término: “expectativas reales” tiene que ver con encontrar y comunicar al paciente, los resultados potenciales de su intervención, por encima de cualquier interés económico que pueda existir o deseos estéticos personales.

Para ello, es necesario asistir a una cita de valoración en donde se tomen en cuenta:

  • Condición física
  • Capacidad de cicatrización
  • Edad
  • Calidad de la piel
  • Estilo de vida

Incluso, la cirugía plástica en Monterrey, ofrece responder las dudas antes de la consulta de exploración. 

Basados en lo anterior, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), enlistó una serie de aspectos a tomar en cuenta antes de someterse a las cirugías más populares actualmente:

 Aumento de mamas

Se llega a una aproximación real del resultado mediante una exploración de la mama, medición del pecho, del tórax y se toman en cuenta: la altura y el peso del paciente, así como sus hábitos de vida. El aumento de mamas, busca lograr un resultado natural al que sea fácil acostumbrarse.  

Liposucción

Los candidatos ideales de la lipo hd, son todos aquellos pacientes que son delgados pero que tienen un exceso de grasa. Para que el resultado sea definitivo, es necesario cambiar de régimen alimenticio y hacer ejercicio de forma constante.

Blefaroplastia (cirugía de los párpados)

En la zona de los párpados es fundamental un estudio detallado de la piel del área que se va a intervenir para valorar su elasticidad, su hidratación, el funcionamiento de los músculos auriculares y la posible existencia del síndrome de ojo seco en el paciente, pues la aparición de esta alteración puede presentarse tras una blefaroplastia y el cirujano debe asegurarse de que el paciente no está afectado por ella previamente.

Tiene que ser practicada por un cirujano plástico certificado y no por oculistas u otros médicos, incluso si tienen una especialidad.

 Rinoplastia

El tipo de nariz tiene que estar en armonía con el resto de la cara, para ello tiene que realizarse un estudio profundo sobre el rostro del paciente y corroborar que existe cartílago suficiente para trabajar. 

Aumento de glúteos

Desde que se puso de moda, muchas pacientes quieren someterse a ella y lo primero que piden, es el trasero de su cantante, actriz, influencer o socialité favorita. 

Cabe mencionar que este tipo de práctica es más complicada que el resto, por lo que, es importante tener una estrecha comunicación con el médico y valorar si realmente se llegará al resultado esperado. 

Un buen cirujano siempre advierte sobre de las posibles complicaciones que puede conllevar cada tipo de intervención y dependiendo de nuestra historia nos recomendará o no la cirugía, ya que no todo requiere cirugía, ni todo procedimiento es adecuado para todas las personas.

Incluso, nos debe comunicar sí para la cirugía solicitada podría ser necesario algún retoque posterior.