Clitoroplastia: Reducción del tamaño del clítoris

Una de las zonas más importantes que componen el área genital femenina es sin duda el clítoris, pues en él recae la sensación máxima de placer que puede alcanzar una mujer durante las relaciones sexuales, mejor conocido como orgasmo. El famoso punto G, forma parte del cuerpo del clítoris.

Existen algunos casos en donde el tamaño del clítoris suele ser un poco más grande de lo normal, lo que implica que las mujeres se sientan incómodas no solo por ser un problema antiestético sino principalmente funcional ya que las relaciones sexuales pueden ser dolorosas.

Además de lo anterior, también puede provocar inconvenientes psicológicos en la paciente, por ello, es importante que sepas en que consiste la clitoroplastia, una de las cirugías vaginales más importantes para las mujeres.

 

¿Cuáles son las causas por las que se realiza esta cirugía vaginal?

Se considera que una de las razones principales por las que las mujeres acuden con el cirujano plástico para llevar a cabo este procedimiento es por el desarrollo excesivo del clítoris debido a causas genéticas o endocrinas.

Pero al parecer también hay otros motivos que influyen en el agrandamiento del clítoris. A continuación te enlistamos otros factores:

  • Tumores en el ovario
  • Alteraciones hormonales
  • Hiperplasia suprarrenal
  • Administración de anabólicos (principalmente en mujeres pesistas)

Como dato hay que mencionar que la hipertrofia del clítoris también afecta la zona del capuchón, pues la piel que lo cubre también se puede observar más grande de lo normal.

 

¿Cómo se realiza la clitoriplastia?

Debes saber que esta cirugía vaginal corrige los problemas tanto del clítoris como del capuchón y básicamente consiste en regresarlo a su tamaño normal, extrayendo el exceso de piel que se encuentra alrededor del clítoris y reduciendo al mismo tiempo la piel del capuchón. Es una operación que se realiza de forma ambulatoria y es de rápida recuperación.

 

Después de la operación…

Una vez realizada la intervención quirúrgica la paciente debe descansar y guardar reposo durante dos días y tomar los medicamentos bajo la supervisión de su médico. Las pacientes pueden regresar a sus actividades cotidianas a los pocos días habitualmente.

Es importante que sepamos todo acerca de las cirugías vaginales y dejar a un lado cualquier tabú para atender las molestias, ya que como se ha mencionado, suele ser además de un problema estético, uno funcional, que las mujeres pueden corregir para disfrutar de su sexualidad al 100%.